Buscar este blog

jueves, 8 de noviembre de 2018

BARRANCO DE LUNA

Barranco de Luna, es un lugar único en la provincia de Granada. Su ruta es corta y al mismo tiempo difícil, debido a su suelo resbaladizo por el barro arcilloso y el agua, que en muchas ocasiones inunda la garganta. También, es poco transitada, por lo que no está limpia de matojos y zarzales ofreciendo un aspecto aún más salvaje y natural.

El desfiladero transcurre por estrechas y altas paredes megalíticas llenas de restos de fósiles marinos, que permite detenerse continuamente y hasta sentirse por momentos como un auténtico explorador.

El trayecto de Barranco de Luna se recomienda hacerlo en verano pero siempre sin tormentas debido a que el agua podría ocasionar problemas al no tener el camino salidas laterales y sólo optando a una única entrada y salida.

En este lugar hemos pasado unos momentos estupendos y como no, una vez finalizada la ruta, siempre realizamos una parada obligada en el Restaurante Los Naranjos para disfrutar de una helada cerveza y continuar hablando de lo nuestro.

Marco A. Bustos


Marco A. Bustos

  
Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos 

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos

Marco A. Bustos


domingo, 22 de enero de 2017

“MOMENTOS” de Manuel Cecilia. 24 fotogramas por segundo sobre la Naturaleza de Andalucía.

Hay trabajos que son de indudable talento porque son capaces de llegarnos de forma rigurosa a todos nuestros sentidos: recorren de forma amplia el buen gusto, hacen vibrar los oídos y la vista se convierte en contemplación.

Hemos estado con él en muchos sitios y en otros que llegarán por ser indispensables en nuestro recorrido vital hacia lo indómito, ya que tienen algo de aventura sin buscarla por ser espacios perfectos que brinda la Naturaleza.

Después de aquellos tiempos pasados donde todo era novedad y el oficio de la fotografía era de unos pocos, hoy continúan los viajes en compañía hacia lo exclusivo, indagando lugares con fisonomías naturales diferentes y que afortunadamente él está allí, Manuel Cecilia, recogiendo fotogramas por segundo con mucha clase y conocimiento para convertirlos después en felicidad.

Yo pienso que sus reportajes producen sosiego y al mismo tiempo desprenden gritos de reivindicación sobre la necesidad de proteger nuestro Medio Ambiente, que sin duda es nuestra casa porque ya no habrá otra. Trata de reproducir el estado de la Naturaleza en su condición más pura para que el “viviente” no llegue a convertirse algún día en un “superviviente”.  Sus reportajes sobre las estaciones “Otoño” o “Invierno” son alegorías del cuidado que necesitan nuestros Ecosistemas y un encuentro con nosotros mismos.

Su último trabajo “Momentos”, que incluyo más abajo, nos enseña con trazo fino y más allá de las imágenes, que Andalucía es enormemente diversa, con múltiples rincones que ofrecen: montañas con nieve, zonas desérticas, bosques sombríos, fauna indomable, árboles centenarios o algunos paisajes marcianos y variopintos como Río Tinto o el Torcal. Todas esas secuencias, están llenas de anécdotas, de libros sin escribir o de salidas sin retorno porque sabemos que hay que volver. Hay también mucha paciencia con la idea de contar una buena historia de principio a fin cuyo guion se escribe antes que salga el sol y después que se ponga la luna, es decir, se construye con vivencias.

Gracias Manuel Cecilia por mostrarnos la armonía, el sonido del agua, la atmósfera tranquila, "El Camaleón Común", por tener también "Ojos en la Noche", por "Los Lobos Ibéricos" que nos recuerdan al gran maestro Félix,  y tantos, tantos elementos naturales o sitios que nos recuerdan que estamos vivos. Espero que sigamos acompañándonos donde la Naturaleza y sobre todo la amistad nos tercie. Estoy seguro que nos llevará al resplandor de los recuerdos y tal cual lo contaremos.





"Momentos" de Manuel Cecilia




"MOMENTS" of Manuel Cecilia. 24 stills per second on the Nature of Andalusia.

Here are works which are of unquestionable talent because they are able to reach us rigorously to all our senses: they are broadly good taste, make vibrate the ear and sight becomes in contemplation.
We have been with him in many places and in others that will be indispensable in our life journey towards the indomitable, have some adventure without looking for it to be perfect spaces that nature provides.

After those past times where everything was new and the craft of photography was a few, today continue the company towards the exclusive travel, investigating places with different natural physiognomies and fortunately he is there, Manuel Cecilia, collecting frames per second with a lot of class and knowledge to convert them later to happiness.

I think their stories to produce calm and at the same time emit cries of vindication about the need to protect our environment, which is undoubtedly our House because there will be no other. It's playback state of nature in its purest condition to get the "living" not to become one day a "survivor".  His reporting on "Autumn" or "Winter" stations are allegories of the care they need our ecosystems and an encounter with ourselves.

His last work "Moments", that expose more down, us teaches with stroke fine and more beyond of them images, that Andalusia is enormously diverse, with multiple corners that offer mountains with snow, areas desert, forests shady, fauna, trees trees or some landscapes Martian and diverse as river red or the Torcal. All these sequences are full of anecdotes, books without writing or outputs no return because we know that we must return. There are also lots of patience with the idea of telling a good story from beginning to end, whose script is written before the sun rises and after he put on the moon, is saying, with experiences.

Thank you Manuel Cecilia for there showing us the harmony, the sound of the water, the calm, atmosphere "The Common Chameleon", for having also "Eyes in the Night", for "The Iberian Wolves" that they us resemble the great teacher Félix, and so many people, so many natural elements or sites that us remember that we are alive. I hope that we are still accompanying where the Nature and especially make friends of us tercie. I am sure that it will take us to the radiance of the recollections and as is we will count it. 



domingo, 9 de octubre de 2016

EL TORCAL. EL JURÁSICO DE ANDALUCÍA / THE TORCAL.THE JURASSIC OF ANDALUSIA

Es posible hacerse una idea, de cómo este mundo fue hace millones de años gracias a los testimonios marinos de los fósiles ammonites o de piedras con forma de “galleta” cuya erosión, tan densa y amplia, hace que el paisaje sea de pura ciencia y puede llegar a ser de ficción. El Torcal de Antequera parece ese conjunto de acontecimientos y elementos naturales de un mundo imaginario o cuya realidad es el trazo del dibujo de un niño.

La caliza está por todas partes creando cuevas aún no descubiertas y anónimas. La lluvia, el viento, el hielo y los sedimentos, han hecho un lugar absolutamente creativo y excepcional con rocas moldeadas hasta la perfección y valles de contemplación que estuvieron bajo el Mar de Tetis. Todavía hoy, se pueden encontrar conchas pétreas para recordarnos que nuestro Planeta tiene memoria y estuvo cubierto de gran parte de agua.

Este paraje, con infinidad de formas variables que buscan parecerse a los objetos cotidianos, como “El Tornillo”, “Las Catedrales”, “El Submarino”…no es otra cosa que la búsqueda de lo parecido o jugar a las semejanzas, muy propio de las antiguas leyendas o hasta dónde pueden llegar los caprichos de la Naturaleza.

Sus cañones profundos, las estrechas galerías y la presencia habitual de la niebla, la hacen muy fácil para perderse con agobio. Esta experiencia, han podido vivirla más de uno del grupo entre: “Oye Marco, el camino es por aquí”…. “¡No Manuel!, el camino es por allí”…… “Tío, estoy sin cobertura, se está haciendo de noche y con la niebla no se ve nada”…. “Mierda, otra vez hemos vuelto al mismo lugar”…. “Aquí podríamos pasar la noche, creo que estaremos más resguardados del frío”...Finalmente encontraron el sendero. 

Por otro lado, el Torcal ofrece una fauna muy visible y casi acostumbrada a la presencia humana. Las cabras montesas muestran sus contornos en las dolinas calcáreas y los zorros pueden seguirte hasta el final de tu camino y es que con hambre se llega a todas partes.

También, puede ser un espacio de encuentro fortuito de antiguos amigos, aquellos que coincidieron en el pasado entre trabajos fotográficos, amistades comunes y paisajes que sólo unos pocos conocían. Aquel día, la concurrencia casual con el fotógrafo Marcos G. Meider se convirtió en grata compañía.

Southern Photographers ha podido ir al “Jurásico de Andalucía” en múltiples ocasiones tanto de día como de noche. Un territorio donde nos recuerda que somos aún “primitivos”, pero eso sí, en un paisaje de ciencia ficción.



Marcos A. Bustos



Alonso Díaz 



Marcos A. Bustos

José M. Román


José M. Román


José M. Román

Alonso Díaz 


Marcos A. Bustos


José M. Román


Marcos A. Bustos


Marcos A. Bustos



MAKE OFF:


   Marcos A. Bustos y en la foto Manuel Cecilia 

  Marcos A. Bustos y en la foto Manuel Cecilia  y José M. Román


José M. Román y en la foto Marcos A. Bustos y Manuel Cecilia 


                     Manuel Cecilia y en la foto  Marcos A. Bustos 


          






THE TORCAL. THE JURASSIC OF ANDALUSIA



It is possible to get an idea of ​​how this world was millions of years ago by marine testimonies of ammonites fossils or stones shaped "cookie" whose erosion, so thick and wide, makes the landscape is pure science and it can be fiction. The Torcal de Antequera seems that set of events and natural elements of an imaginary world or whose reality is the line drawing of a child.

The limestone is everywhere creating undiscovered caves. Rain, wind, ice and sediments, have done an absolutely exceptional creative and rocks molded to perfection and contemplation valleys that were under the Tethys Sea place. Even today, you can find Gritty shells to remind us that our planet has memory and was much water.

This place, with many varying forms seeking resemble everyday objects, such as "Bolt", "The Cathedrals", "The Submarine" ... is nothing but the search for the like or play similarities, very own of ancient legends or far they can go the vagaries of nature.

His deep canyons, stars galleries and daily presence of fog, make it very easy to get lost with despondency. This experience, have been able to live more than two group between: "Hey Marco, the way it is around here" .... "No way !, Manuel is there" ...... "Dude, I'm not covered, it is getting dark and the fog can not see anything" .... "Shit, again we are back to the same place" .... "This could spend the night, I think we'll be more sheltered from the cold".

The Torcal also offers a very visible and almost accustomed to human presence fauna. The ibex show their outlines on the limestone sinkholes and foxes can follow you to the end of your way and is hungry will reach everywhere.

can also be a space of fortuitous meeting of old friends, those who agreed last between landscapes that only a few knew photographic works, and common friends. That day, concurrency photographer Mark G. Meider became company.


Southern Photographers fetch the "Jurassic Andalusia" many times both day and night. A territory where we remember that we are still "primitive", but yes, in a landscape of science fiction

viernes, 29 de abril de 2016

FOTOGRAFÍA EN DOÑANA. UN MOSAICO DE ECOSISTEMAS DIVERSOS


Si hay un lugar con títulos en Andalucía, eso es Doñana: Parque Nacional, Parque Natural, Reserva de la Biosfera, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, declarado uno de los humedales más importantes de Europa y un largo etc. Todos estos justos atributos le hacen ciertamente "especial" y con enormes limitaciones para su acceso libre y pleno. No es fácil adentrarse en sus marismas llenas de vida ornitológica o por sus extensiones de pinos piñoneros y matorrales autóctonos que esconden la fauna de este maravilloso lugar.

Nuestro viaje comenzó por la Dehesa de Abajo en la Puebla del Río, considerada una de las puertas de entrada o de salida de Doñana. En este emplazamiento, pudimos contemplar lagunas y canales donde las aves están donde deben de estar: lejos de cualquier presencia humana que las moleste. Así es, los teleobjetivos confunden a zampullines, garzas, espátulas, patos, cigüeñuelas...con otros menesteres sin duda muy distintos a la fotografía. En aquellas horas, hubo buenos planos y secuencias de retina. Por ejemplo, había grandes pajareras naturales con cigüeñas viajeras preparando la llegada de la primavera, también estaban las vacas retintas que cruzaban el riachuelo en busca de la tranquilidad.

Proseguimos nuestra marcha entre arrozales recogidos y casas aisladas de aperos antiguos. Poco a poco fuimos penetrando en el corazón del Parque siguiendo las rutas aconsejadas y mediante el mapa, que por cierto, era tan grande que envolvía el coche y algún que otro pasajero. Era un plano de los de antes, esos de acordeón que sabes cuando empiezas pero nunca cuándo acabas. Una vez terminada la consulta, éramos incapaces de doblarlo por el mismo sitio.

Se hizo de noche y después de cercos, verjas, cancelas, vallas y más vallas, conseguimos bajar al mar para fotografiar estrellas y torres de vigía abandonadas en la arena. Allí, el maestro Francisco Díaz enseñaba el arte de las nocturnas y pudo componer hasta con la luz de un faro marinero que parecía el sol de medianoche.

Al día siguiente, fue intenso y provechoso el amanecer en la laguna de la Ermita del Rocío. El frío azul marcaba las siluetas de las aves en el agua, como aquellos moritos comunes con sus largos y doblados picos reteniendo el instante preciso.

La mañana se hizo de andar. Caminando hacia el Acantilado del Asperillo pudimos ver el espejismo de la "Laguna"del Jaral y al fondo un manto verde de pinares. Al llegar al acantilado arenoso y aluvial, nos encontramos con otro festín de colores. Había caprichosas cárcavas de tonalidades naranjas y ocres frente al gran océano, cuyas aguas, se retiraban con lentitud y dejando siluetas de pequeños ríos sobre la orilla. Parecían como arterias de lava vistas desde arriba. Coincidimos con los "olvidados del sistema", jóvenes recolectores coquineros de Huelva que se buscan la vida en condiciones muy difíciles pero son héroes de la pesca artesanal y sobre todo en nuestro paladar. Pensemos que estos valientes se encargan de hacerte feliz en los almuerzos y en las cenas.

Ya en la tarde, alguno de nosotros topó con la suerte. Suele ocurrir en los momentos de mayor soledad y silencio. Allí estaba la CIERVA Y YO. En ese encuentro fortuito, los dos actuamos "casi" de igual manera. Ambos nos miramos prácticamente sin respirar, nos sentimos amenazados...yo por tu presencia y tú por la mía, estás nerviosa y yo también, no dices nada y yo tampoco, los dos vivimos entre faunas, probablemente la mía es más salvaje que la tuya y además, somos dos especies que pertenecemos al mismo Planeta preocupados por nuestra supervivencia. Sin embargo, hay una pequeña gran diferencia, yo puedo fotografiarte para no olvidarte y en cambio, tú no puedes.

En el cierre del día, llegamos hasta las dunas móviles de Matalascañas que avanzan sin parar hacia el interior de Doñana y a su paso entierran enebros, brezos, sabinas costeras y casi algún vehículo por la imprudencia de alguno.

Los pasados 16 y 17 de enero de 2016, Southern Photographers, estuvimos disfrutando juntos en este mosaico de ecosistemas diversos y a la vez únicos. Precisamente, hablando de lo único, pasó lo fácil: no vimos al lince ibérico.




José M. Román

Roberto Ruíz

Marco Bustos

Francisco Díaz

Francisco Díaz

Roberto Ruíz



José M. Román


Francisco Díaz

Marco Bustos

Francisco Díaz


Roberto Ruíz

Roberto Ruíz


Francisco Díaz


José M. Román


Francisco Díaz


Marco Bustos


Marco Bustos


José M. Román


José M. Román


Marcos Bustos, Roberto Ruíz, José M. Román, Manuel Cecilia y Francisco Díaz


If there is a place with degrees in Andalusia, that's Doñana: National Park, Natural Park, Biosphere Reserve, a World Heritage Site by UNESCO, declared as one of the most important wetlands in Andalusia, etc. All these attributes make it fair indeed "special" and with huge limitations for free and full access. It is not easy to get into their marshes full of birdlife or extensions of pine trees and shrubs native wildlife hiding this wonderful place.

Our journey began in the Dehesa de Abajo in Puebla del Río, considered one of the front doors or exit of Doñana. At this location, we saw lakes and waterways where birds are where they should be: far from any human presence that disturbed. That's right, telephoto lenses confuse zabullines, egrets, spoonbills, ducks, stilts ... with other tasks certainly very different from the picture. In those times, there were good shots and sequences of retina. For example, there was great natural aviary with traveling storks preparing for the arrival of spring, they were also the retintas cows crossing the creek in search of tranquility.

We continue our march between rice paddies collected and isolated houses antique tools. Gradually we were penetrating the heart of the Park and along the routes advised by the map, which incidentally, was so great that enveloped the car and some other passenger. It was a plane of before, accordion those you know when you start but never when just. After the consultation, we were unable to bend it in the same place.

It got dark and after fences, railings, gates, fences and fences, we got down to the sea to photograph stars and watchtowers abandoned in the sand. There he taught master the art of Francisco Diaz night and could compose up to the light of a lighthouse sailor looked like the midnight sun.

The next day was intense and fruitful dawn in the lagoon of the Ermita del Rocio. Blue cold marked the silhouettes of birds in water, such as those common moritos with his long, bent peaks retaining the moment.

It became morning walk. We walked to the cliff Asperillo could see the mirage of "Laguna" at the bottom of the Jaral and a green mantle of pines. On reaching the sandy and alluvial cliff, we find another feast of colors. There were whimsical badlands of oranges and ocher tones against the great ocean, whose waters, slowly retreating and leaving small rivers silhouettes on the shore. They looked like lava arteries seen from above. We agree with the "forgotten system" young collectors coquineros of Huelva that life is looking in very difficult conditions but they are heroes of artisanal fisheries and especially on our palate. Consider that these brave are responsible for making you happy in lunches and dinners.

In the afternoon, some of us ran into luck. It usually occurs in the moments of greatest solitude and silence. There it was, the CIERVA AND ME. In this chance meeting, the two act "almost" the same way. Both looked at carefully and almost without breathing, we feel threatened ... for your presence and for mine, and I also're nervous, do not say anything and neither, both live between faunas, mine is probably wilder than yours, and besides, we are two species of animals that belong to the same planet worried about survival. However, there is little difference, I can not photograph you forget and instead, you can not.

At the close of the day, we reached Matalascañas mobile dunes advancing steadily into its path Doñana and buried junipers, heathers, coastal junipers and almost any vehicle by any recklessness.

On 16 and 17 January 2016, Southern Photographers, we were enjoying together in this mosaic of diverse ecosystems and the only time. Indeed, speaking of the unique, easy thing happened: we did not see the Iberian lynx.

martes, 8 de diciembre de 2015

ESTILOS DIFERENTES Y UN PROYECTO COMÚN

Hace un par de meses, nos propusimos dar la bienvenida a la nueva temporada 2015-2016 mostrando en formato vídeo-presentación un buen puñado de fotos de nuestros últimos trabajos, viajes y experiencias. Entendemos siempre que cada instantánea tiene su propia crónica, es una escritura de luz que piensa y se prepara de antemano,  o en cambio, puede surgir de repente que es aún más difícil.

La recopilación de fotografías que os presentamos no fue una tarea sencilla, no sólo por la biografía de cada imagen, sino porque muchas son favoritas, otras no y como decía Imogen Cunningham porque "mis fotos preferidas serán aquellas que voy a hacer mañana".


El momento de la elaboración fue textualmente así: ésta imagen sí y ésta no, ésta es parecida pero tiene que entrar ya que es fantástica y relata un momento único, ésta la reservo por si acaso, ésta es de montaña, ésta es de mar, ésta es de bosque, ésta es de río, ésta es un macro, por fin llegan las nocturnas, ésta es más estacional, etc...y un sin fin de locuras combinaciones que "tientas" al abandono dado que es ordenar en medio del caos.

Con la música elegida -que fue como elaborar una composición sinfónica en un papiro-, la selección definitiva de nuestras historias de seis autores y las 10.000 vueltas que le dimos, finalmente pudimos contar algo de TODOS, de una forma en la que pudiéramos vernos, retratarnos  e identificarnos.

Southern Photographers logramos hacer este reportaje lleno de acontecimientos individuales y colectivos, en el que mostramos estilos diferentes pero con un proyecto común, ilusionante, amigable y lleno de aprendizaje.

Al ver todas éstas 50 fotografías y 2 timelapse en una sola historia sobre paisajes naturales espectaculares, se puede decir que "ninguno de nosotros es tan bueno como nosotros juntos".

Southern Photographers son Alonso Díaz, Francisco J. Díaz, José M. Román, Marco BustosManuel Cecilia y Sergio Tudela.


Marco Bustos
José Manuel Román
Alonso Díaz
Francisco J. Díaz



DIFFERENT STYLES AND A JOINT PROJECT


A couple of months ago we set out to welcome the new season 2015-2016 showing video-presentation format a bunch of photos of our recent work, travels and experiences. We understand that each snapshot has its own chronic, is a light writing thinking and prepared in advance, or on the other hand, can arise suddenly it even more difficult.

The collection of photographs that we present was not an easy task, not only because of the biography of each image, but because many are popular, some not as Imogen Cunningham said that "my favorite photos are those that will do tomorrow."

The time of preparation was verbatim as follows: this Yes and it is not, this is similar but has to come because it is fantastic and tells a unique moment, this is the reserve in case, this is mountain, this is sea, this is forest, this river is, this is a macro, night finally arrive, it is more seasonal ... and endless combinations of crazy grope abandonment because it is sort of chaos.

With the music, which was chosen as developing a symphonic composition in a papyrus, the final selection of our stories of six authors and 10,000 turns we will finally have something we all, in one way they could meet, portray and identify.

Southern Photographers we do this story full of individual and collective events, which show different but with a common, exciting, friendly and full of learning styles project.

Seeing all these 50 photographs and 2 timelapse in one story, one can say that "none of us is as good as us together."

Southern Photographers are Alonso DíazFrancisco J. DíazJosé M. Román, Marco Bustos, Manuel Cecilia Sergio Tudela.